Blog Pro

WOW!!! Escribe con la mejilla.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Resulta increíble creerlo, pero la tecnología nos brinda facilidad para superar cualquier discapacidad, es el caso del científico genio Stephen Hawking

Resulta increíble creerlo, pero la tecnología nos brinda facilidad para superar cualquier discapacidad, es el caso del científico genio Stephen Hawking nacido en  Oxford, 8 de enero de 1942,  físico teórico, astrofísico, cosmólogo y divulgador científico británico, que  en 1962 una enfermedad degenerativa lo ataco postrándolo en una silla de ruedas.

Es aquí donde  toma ventaja de la tecnología. Desde este momento Stephen busco ayuda y mediante unos ingenieros se logró un diseño de un hardware y software que le permitía comunicarse moviendo una palanca con su pulgar y seleccionando letras y palabras en la interfaz que eran traducidos por un sintetizador y reproducidos por un altavoz, pero este modelo quedo obsoleto rápidamente por la enfermedad de Stephen que reducía progresivamente la movilidad de su pulgar.

Uno de sus estudiantes logro instalar en sus gafas un sensor infrarrojo que usa un  haz que capta los movimientos de su mejilla y los traduce en señales para el computador, agilizando y resolviendo la selección de palabras en su ordenador.

En 1990 conoció a GORDON MOORE cofundador de Intel, él y su equipo de trabajo diseñaron varios prototipos con ideas brillantes pero  lamentablemente no funcionaron ya que el genio no lograba adaptarse a ellas.

Hasta que un prototipo fue el encargado de satisfacer completamente las necesidades del genio Stephen, el diseño consta de una Tablet pc con procesador i7, un sintetizador de voz, un sensor que capta movimientos en su mejilla para seleccionar la palabra deseada y una interfaz gráfica cómoda que facilita mediante la predicción de palabras bautizado ACAT (por sus siglas en inglés, Assistive Contextually Aware Tookit) que pueden ser seleccionadas y escuchada mediante un altavoz encontrado en su silla.

Aunque este sistema compuesto por varios aparatos ha tenido actualizaciones poco a poco el científico va reduciendo su capacidad de comunicación, hoy en día a sus 73 años se ha convertido casi en un milagro al vivir más de 50 años de los predichos por su doctor en aquella época.

 

Articulos Relacionados